Carla Ivonne

La Serena 1998

Poeta Chilena. Publicó el poemario Loca de lenguaje (2018). Primer lugar en el Fondo Editorial Municipal Stella Díaz Varín (2018).

Pequeñas grietas y fisuras
pueblan la geografía de mi cuerpo
la tarde avanza sin ningún plan en sus manos

La luz se hace un espacio por la ventana
y se incorpora en la escena
él ve por mis rendijas
y pierde la cordura
y solo entiendo que no hay aguas que intercambiar
la ví ahí, tendida
disfrutando el sillón

Sus manos serpientes deslizan la blusa
las blusas
estoy en capas
y de repente el mundo es una infinita incógnita
y descubriendo todo
cada uno de mis secretos

Hay memorias que se cargan en la piel
como las de ese día
en que habitaba muda

Perdiendo el tono de los pasos
y la fuerza de mis ojos
la pared está pintada en letras
de muchas grietas y colores

llegan muchas como yo
que al divisarnos entre la decadencia
nos toca acompañarnos en ese rito bohemial

“Amiga afírmame
el miedo de que alguien me mire”
“¿alguna tiene confianza que me preste?”

Los espejos cochinos nos miran
una se pinta el labio inferior
y se regala una sonrisa perfecta

Circulan diálogos únicos y fugaces
porque ya van de vuelta a sus vidas
mientras yo entro en una cabina
llena de desahogos
plasmados en el muro

Y me siento a conversar
con cada una de ellas
imagino que quizá
he visto a estas mujeres
y les deseo inocentemente
que todas estén muy bien

Me subo las prendas
y soy una más
sujeta pensante
lista para volver al mundo
dominado.

Corrió tras la micro
y oí el único nombre que él se sabía
dos puntos
el mío

Huí de mí en cada te amo
de amor vencido
dos puntos
avinagrado

Nadie me advirtió
nadie me dijo que existían
manos ásperas
dos puntos
vasos que se rompen bajo la piel

Yo siempre supe
que no hay hora para hacer la cama
ni menos para deshacerla
dos puntos
abre comillas


coma
acepto

acepto que amé a un fascista
y quien ama una vez
dos puntos
ama dos.