Diego Alfaro

Limache 1984

Publicó los libros de poemas Litoral Central (2017), Tordo (2014) y Paseantes (2009), la plaquette Los sueños de los sueños de Kurosawa (2017) y los libros-objeto Bolsas (2017) y Bicicentrismo (2019). Tradujo El pensamiento zorro, prosa de Ted Hughes (2013) y los manifiestos del artista callejero Banksy en El copyright es para policías (2018). Su libro Tordo recibió el Premio Municipal de Santiago en 2015, y su traducción al inglés por Lucian Mattison fue seleccionada por la Academia Norteamericana de Poesía en 2018.

BOLSA #1

Las ciudades en estado larvario poseen gran cantidad de semillas a la berma de los caminos. Fuera de una variopinta población de aves, su gran depredador es la bolsa, último animal en estado salvaje que habita en recodos y planicies tanto urbanas como pseudorurales. La bolsa se particiona en distintos especímenes que luego de convivir en el aire se pliegan, transportándose a la sombra de los semáforos y carteles que desean al viajero un pronto regreso.

BOLSA #4

Las bolsas carcomen las nociones ciertas que tienen los seres humanos acerca de la utilidad. Mediante esta táctica sumamente efectiva condicionan su multiplicación y supervivencia. Solo un organismo en el planeta Tierra es más listo que ellas: la bacteria, que modela en el cerebro humano una serie de necesidades materiales inexistentes, creando así las condiciones para su reproducción infinita.

BOLSA #11

Las tiendas comerciales, en sus rincones menos visibles, diversifican sus espacios proponiendo instalaciones semejantes a una cocina; ahí los empleados depositan sus bolsas con frutas, pan con fiambre o paquete de galletas; ahí también se sirven vasos plásticos con agua que se erosionan lentamente en sus interiores, formando dentro poblaciones de residuos y nuevos espacios de intercambio económico y social.

BOLSA #12

Adheridos a productos culturales, como los libros, los envases plásticos y bolsas, entran en la mente de los consumidores a través del reflejo de la luz en sus superficies. En solo instantes, las neuronas del sujeto sugieren conexiones tales como: limpieza, transparencia, orden y rigor. Esto conduce a las urnas, donde esas mismas palabras envuelven a otras como genocidio, minimalismo, inversión extranjera y cárcel.

BOLSA #14

En el abrazo de un padre y un hijo hay una lógica del plástico; entre la especulación y la materia oscura, una bolsa de valores; entre la cruz y los alienados hay una bolsa de empleo; entre el comunismo y la sarna una bolsa de comercio; entre la simulación y la biología una bolsa de minutos. Y al final, en la avenida interminable, más allá de los carburadores y las sirenas, vertical como un bloque de cemento, hay un hombre envuelto en una bolsa.