Eduardo Herrera

La Habana 1973

Poeta y Narrador. Ha publicado los poemarios Animales en el Café, Despedida en La Habana como si fuera Ítaca, Niñas de la Extinción, Tejedora de Manos, Welcome to me, y las obras de narrativa El muro que detiene al mar, 7 toques y El increíble viaje de Ana Margarita. Su obra ha sido publicada en Cuba, México, Estados Unidos, Brasil y España. Obtuvo el primer premio en el Concurso Oscar Hurtado (Cuba, 2010) y el Concurso Internacional El Mundo Lleva Alas (2016).

HAY DÍAS QUE me despierto
y no hago nada
hay días que me reparto
en las habitaciones y fumo.

sangro un poquito para que otros laman
un poquito en todas partes

y ese insólito-casual-aprendizaje
–será–
la única cosa real que me acompañe.

en mi tienda escucho la partida de las naves,
la mente puesta en otra cosa,
en todas partes,
camino de los hombres abrazados y curiosos
espíritus de muchos aspavientos.
en mi tienda, al otro lado,
arreando dos bestias que van al sacrificio.
la puerta abierta del cuarto de mi madre
me tomó por sorpresa,
cuando nadie sabía, ella tenía la mente
en desahogo, el llanto por razones que
solo la mujer comprende.
me besó despacio como queriendo morder,
agradecí y fui al patio a desnudarme,
a buscar una razón para estar solo.
aquel lugar donde ardían las lámparas de aceite
fue el último que vio partir las naves.

in my dwelling I hear the departure of the ships,
the mind set on something else,
everywhere,
path of men embraced and curious
spirits of many riot.
in my dwelling, on the other side,
driving two beasts to sacrifice.
the open door of my mother’s room
took me by surprise,
when nobody knew, she had the mind
in relief, crying for reasons that
only woman understands.
he kissed me slowly as if she wanted to bite,
I thanked and went to the yard to undress myself,
to look for a reason to be alone.
that place where oil lamps burned
was the last one that saw the ships depart.

Traducción al inglés: Yimali González.