Francisco Jorge Quiroz

Valparaíso 1964

Periodista y Docente en Lengua Castellana y Comunicación. Ha publicado los poemarios Noche de Trompos (1993), Conjeturas de un individualista (2000), Extremo Austral (2008). Fue colaborador permanente de la ya extinta revista cultural Esperpentia. Actualmente ejerce como docente en el Liceo de Adultos Herbert Vargas Wallis, ex Penitenciaría.

sólo los quiltros de esta casa
están autorizados para navegar en esta nave

soy pensamiento a la deriva
y fragmento de beso
en la intemperie de esta habitación

veo peces y luciérnagas
en un párrafo de niebla

contemplo enredaderas y tormenta
mirlos
gorriones y chacales

constato que el talento se va de una maldita vez

y ya no creo en los matices del espejo
ni en los colores de su horizonte
ni en el árbol
y su eclipse

sólo creo en la mañanera letanía de los tiuques

Para el Loco Lois pullallyno, mi primo. Texto leído en su funeral, en el Cementerio de La Chimba, La Ligua, antes de arrojar un cigarrillo de cannabis a su tumba.

Alabado sea el muerto de crespa cabellera oriflama
con su resaca de roble
en su definitiva caída transparente
y en su último fértil vuelo
rumbo al oscuro y definitivo crepúsculo

Alabado sea el diáfano primo beatnik
de ayer
amoroso adolescente
tierna danza de serpiente

Bienaventurada su alma de amapolas
noctámbula su pureza sin ataduras
y su enredadera de humo de macoña
en la que dibujó
vuelo de murciélagos azules
Alabada en su risa rockera
en su verde cosecha ochentera
su irremediable
ahuasada desolación

Que lo cobije el relámpago
ahora que abandona sus ropas
dejándonos una inexplicable huella profunda

Sarcástica trampa nos ha jugado este espanto
que nos tiene abrumados

Adiós náufrago primo
invadido de tormenta

Bendito sea tu domicilio
en nuestro corazón